¿QUÉ ES LA
METAPROGRAMACIÓN COGNITIVA?

Descripción general:

La Metaprogramación Cognitiva ® es una terapia basada en el potencial de la visualización, la imaginación y la capacidad proyectiva de la mente para la identificación de bloqueos emocionales, la regulación emocional y la integración de las experiencias conflictivas.

Esta técnica ayuda a las personas a tomar conciencia de las tensiones emocionales derivadas de experiencias conflictivas, las cuales provocan malestar en el organismo y al mismo tiempo impiden una correcta asimilación del suceso.

El objetivo es usar la visualización para identificar el malestar emocional y realizar una exposición por imaginación con diversos grados de disociación para facilitar la regulación emocional y la integración de la experiencia.

El abordaje se realiza de forma estructurada, acompañado por un terapeuta o profesional especializado, asistiendo a una serie de sesiones y trabajando en base a una serie de objetivos.

En la actualidad, la Metaprogramación Cognitiva ® se encuentra en fase experimental. Se están llevando a cabo múltiples investigaciones científicas poniendo a prueba los supuestos y los protocolos empleados en la técnica, y se espera realizar las primeras publicaciones académicas con los resultados en los próximos meses.

Las formación que se imparte en el Máster de Metaprogramación Cognitiva, se basa en la divulgación de los principios de la técnica, de los ejercicios que han mostrando una mayor efectividad y reproducibilidad, y de los protocolos que están siendo investigados y, a la espera de la evidencia científica, aportan unos mayores resultados.

La Metaprogramación Cogntivia ® puede ser una herramienta muy útil y eficaz, ya sea sola o en combinación con otras terapias, para ayudar a personas que necesitan herramientas y recursos para la gestión emocional de ciertas situaciones difíciles de su vida.

Debido a que el equipo de encuentra en fase de investigación científica, en la actualidad la terapia se enfoca en el desarrollo personal y no en el campo clínico.

Utilidad:

La Metaprogramación Cognitiva ® se utiliza para ayudar a personas que han experimentado una crisis, situación conflictiva o se encuentran en una fase de cambio. Este tipo de situaciones derivan en una cantidad de estrés y tensión emocional que puede provocar mucho malestar en la persona.

Esta técnica puede ayudar rápidamente a identificar y afrontar los desafíos previamente especificados. Generalmente requiere de menos sesiones que otros tipos de terapia, se realiza de forma estructurada y al no abordar casos clínicos se convierte en una solución para personas que en general “están bien pero quieren estar mejor” sin tener que realizar una intervención protocolarizadamente clínica.

La Metaprogramacfión Cognitiva es una herramienta útil para abordar desafíos emocionales. Por ejemplo, puede ayudarte a:

  • Tomar conciencia del malestar que producen ciertas situaciones.
  • Identificar experiencias o situaciones conflictivas que se están evitando.
  • Localizar tensiones en el propio organismo y asociarlas a ciertos contextos o situaciones.
  • Crear puntos de referencia que nos guíen a la hora de lidiar con las emociones.
  • Lograr la liberación emocional de una experiencia conflictiva.
  • Integrar o asimilar correctamente una situación vivida de forma estresante.
  • Capacitarnos para sentirnos capaces de afrontar situaciones difíciles.
  • Exponernos mediante imaginación a situaciones estresantes y aprender de la experiencia.
  • Crear simulaciones mentales capaces de indicarnos proyectivamente el modo en el que estamos abordando nuestra vida en general o una situación concreta en particular.

Riesgos:

En general, la Metaprogramación Cognitiva no presenta riesgos.

Sin embargo, dinámicas que realizamos, se sostienen sobre aquello que tu mente quiere explorar, afrontar o solucionar. En consecuencia, los ejercicios pueden hacer que explores sentimientos, emociones y experiencias que en algunos casos pueden ser dolorosas. También pueden llevarte a que te enfrentes a situaciones difíciles de tu pasado o a situaciones que preferirías evitar. Esto puede provocar ansiedad o estrés temporal. Es posible que llores, te angusties o te enfades durante una sesión difícil. También podrías sentirte exhausto físicamente al terminar o durante los días siguientes.

Todas estas sensaciones, emociones o malestar producido durante un ejercicio, es temporal y desaparece a medida que pasan las horas. Sin embargo, el proceso de afrontamiento, aprendizaje y capacitación tras superarlo permanece en el tiempo y maximiza tu capacidad para superar las situaciones difíciles de tu pasado y afrontar mejor tu presente.

Para reducir todos estos riesgos es importante trabajar con un terapeuta o profesional cualificado, que no solamente haya realizado el Máster de Metaprogramación Cognitiva en el Instituto oficial, sino que tenga formación complementaria como terapeuta y experiencia profesional en el campo en el que usa la técnica.

Ser «terapeuta» o «Psicoterapeuta» es un término general, no es un título laboral ni indica el nivel de educación, capacitación o licenciamiento.

El Máster de Metaprogramación Cognitiva lo pueden realizar profesionales de diferentes ámbitos tanto de la salud como del bienestar o desarrollo personal. Han realizado la formación tanto psicólogos como coach, fisioterapeutas, nutricionistas, entrenadores personales, especialistas en medicina tradicional china o personas formadas en terapias alternativas.

Antes de solicitar una sesión de Metaprogramación Cognitiva, verifica:

  • Sus antecedentes y formación profesional.Es importante que el profesional tenga experiencia y la formación adecuada para realizar la intervención en el campo que la realiza.
  • Su certificación. Es importante que tenga el Máster finalizado, aprobado y se actualice anualmente.
  • Su área de especialidad.Pregúntale al profesional en qué áreas está especializado.

 

La clave es encontrar al profesional cualificado y experimentado que se pueda adaptar a aquello que necesitas.

Resultados:

La Metaprogramación Cognitiva es una terapia experimentada en trabajar con deportistas de élite, profesionales de primer nivel y particulares en etapas de cambio. Estos perfiles requieren de soluciones ágiles que aporten resultados prácticamente inmediatos, motivo por el cual la técnica se ha especializado en abordajes de entre 3 a 6 sesiones.

Habitualmente los resultados en la minimización del malestar emocional de observan desde la primera sesión y se reduce progresivamente en cada sesión hasta desaparecer.

La base conceptual de la técnica se centra en la complejidad cognitiva. Es decir, en la capacidad mental que tiene la persona. Mediante diferentes dinámicas se concentra en maximizar sus capacidades creando nuevas redes neuronales mientras simultáneamente se realizan una serie de exposiciones a los problemas concretos. Por lo cuál, la persona aumenta sistemáticamente su capacidad para afrontar una dificultad.

En cada sesión, la persona se siente mejor, más capaz, y más grande en relación al problema que ve, cada vez, hacerse más pequeño.

Alexandre Escot,
Presidente de la AIMC.

Subir

Accede a tu cuenta